Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff


Candela City

Lázaro De Martino

Joffrey A. Evans

Night Inuzuka
Últimos temas
» Noël v sdfsf
Lun Abr 03, 2017 1:22 am por Candela City

» Historia.
Jue Mar 09, 2017 2:14 am por Candela City

» Busqueda a
Vie Dic 09, 2016 8:42 pm por Candela City

» Fichi de prueba
Jue Nov 03, 2016 9:59 pm por Candela City

» Poderes: habilidades y debilidades.
Vie Jul 29, 2016 9:13 pm por Candela City

» Hola bb
Dom Mar 06, 2016 5:13 pm por Candela City

» Ficha de Personaje.
Dom Feb 07, 2016 8:01 pm por Lyonel

» Modelo de ficha
Dom Feb 07, 2016 6:57 pm por Lyonel

» Rangos
Sáb Ene 30, 2016 4:45 pm por Candela City

Awards


Mejor Pj Masculino
Nombre

Mejor Pj Femenino
Nombre

Personaje Popular
Nombre

Pareja Destacada
Nombre
Estadísticas
Tenemos 6 miembros registrados.
El último usuario registrado es Detlaff Cinder.

Nuestros miembros han publicado un total de 23 mensajes en 16 argumentos.
Créditos

Hermanos
Élites

Busqueda a

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

➤Busqueda a

Mensaje por Candela City el Vie Dic 09, 2016 8:42 pm

Lo que ofrezco+comentarios
-Ortografía relativamente buena, así como 16 líneas de rol por lo menos -tiendo a mucho más sin embargo me propuse rolear lo necesario para no forzar escenas ni nada por el estilo-.
-Para empezar diría que una o dos respuestas por semana a más, esta semana no prometo mucho porque ando dentro de todo oxidada en cuestión escritura.
-Suelo avisar las ausencias, si llego a tener algún inconveniente van a estar avisados sobre el retraso.
-No muerdo -a menos que quieran- (?), si quieren consultar algo solo háganlo, de la misma forma en que si quieren algún tipo de trama en específico se puede discutir tranquilamente. Me va bien cualquier tipo.
-Pueden comunicarse aquí o por MP.


Nigel Malloy

Humano
20 años
4to Año
suke
▶ Ficha ◀
Descripción de personaje
Se mantuvo en silencio y sin más le respondió asistiendo levemente con su cabeza. Su belleza le impresionaba, no podría decir que sea la mejor, ya que era incapaz de compararle con la de alguna otra persona que haya conocido jamás. Tragó saliva, la labia de su persona, la forma en que se desplazaba y se manifestaba en medio de la actuación, tan cerca y tan partícipe de su existencia no hizo más que subir la temperatura de su cuerpo. Obviamente, de momento no hizo más que fantasear fugazmente, cosas que cualquier ser humano haría cuando encuentra una pequeña joya que apreciar. Sin embargo, esa joya de momento es una simple joya en bruto que hace falta pulir para que lo cautive realmente, vale la pena soñar, ¿No es así?. Su entrada hasta el momento no fue más que magnífica, de momento él había optado por actuar en su lugar algo desganado pero cómodo de haber llegado a un respectivo hogar; luego de tanto beber tras una salida dentro de todo larga y movida, ¿Qué era lo que él haría? Seguramente suspirar, lo hizo; se intentaba mostrar lo más complacido posible, como si solo le faltase un sommier donde recostarse y dejarse llevar por el sueño; quizás las noticias de la madrugada. por un momento pretendió ignorar al contrario, tampoco es que sabía que decir ya que probablemente el contrario tendría algo más para decir, ¿Cómo debía proseguir? se sintió un poco nervioso, casi estaba por alzar su voz para interrumpir la obra y que por lo menos le de un tiempo para averiguar de qué se trataba y más o menos idear sus respuestas en base a lo que leyó sin memorizar.

¡La verdad es que nada queda por hacer!-—se quejó alto, siguiéndole el juego de tonadas al contrario; luego, cerró sus ojos y cabeceó levemente, como si dormir es lo que necesitase... o más bien despertarse. Suponiendo que su personaje estaba en el límite de la ebriedad y consciencia, contestó burlón:—Eso es porque estás ebrio, idiota.—dirigió su mirada al contrario esbozando una sonrisa que podría resultar ofensiva para cualquier persona susceptible. Pero lo que a continuación fue capaz de presenciar no hizo más que traerle una sorpresa tras otra. Estiró un poco el cuello de su camisa, dejando que las corrientes de aire aliviaran su calor en alza; era una obra demasiado candente, demasiado comprometedora para un par de profesores en medio del escenario del instituto que ambos trabajaban. Su rostro no se mostró más que atónito, con un nudo en la garganta mientras reflexionaba sobre las posibilidades de dicha escena, ¿Cómo no perder los estribos con semejante porte tan entregado frente a él? La pequeña joya en bruto no hacía más que pulir lentamente su belleza frente a sus ojos, demostrándole todo lo que es capaz; pero bien sabía que todo aquello era una ilusión, una simple ficción de la cual debía contener todos sus impulsos.




César S. Beckham

Demonio
27 años supuestos
Profesor
seme
▶ Ficha ◀
Descripción de personaje
Se mantuvo en silencio y sin más le respondió asistiendo levemente con su cabeza. Su belleza le impresionaba, no podría decir que sea la mejor, ya que era incapaz de compararle con la de alguna otra persona que haya conocido jamás. Tragó saliva, la labia de su persona, la forma en que se desplazaba y se manifestaba en medio de la actuación, tan cerca y tan partícipe de su existencia no hizo más que subir la temperatura de su cuerpo. Obviamente, de momento no hizo más que fantasear fugazmente, cosas que cualquier ser humano haría cuando encuentra una pequeña joya que apreciar. Sin embargo, esa joya de momento es una simple joya en bruto que hace falta pulir para que lo cautive realmente, vale la pena soñar, ¿No es así?. Su entrada hasta el momento no fue más que magnífica, de momento él había optado por actuar en su lugar algo desganado pero cómodo de haber llegado a un respectivo hogar; luego de tanto beber tras una salida dentro de todo larga y movida, ¿Qué era lo que él haría? Seguramente suspirar, lo hizo; se intentaba mostrar lo más complacido posible, como si solo le faltase un sommier donde recostarse y dejarse llevar por el sueño; quizás las noticias de la madrugada. por un momento pretendió ignorar al contrario, tampoco es que sabía que decir ya que probablemente el contrario tendría algo más para decir, ¿Cómo debía proseguir? se sintió un poco nervioso, casi estaba por alzar su voz para interrumpir la obra y que por lo menos le de un tiempo para averiguar de qué se trataba y más o menos idear sus respuestas en base a lo que leyó sin memorizar.

¡La verdad es que nada queda por hacer!-—se quejó alto, siguiéndole el juego de tonadas al contrario; luego, cerró sus ojos y cabeceó levemente, como si dormir es lo que necesitase... o más bien despertarse. Suponiendo que su personaje estaba en el límite de la ebriedad y consciencia, contestó burlón:—Eso es porque estás ebrio, idiota.—dirigió su mirada al contrario esbozando una sonrisa que podría resultar ofensiva para cualquier persona susceptible. Pero lo que a continuación fue capaz de presenciar no hizo más que traerle una sorpresa tras otra. Estiró un poco el cuello de su camisa, dejando que las corrientes de aire aliviaran su calor en alza; era una obra demasiado candente, demasiado comprometedora para un par de profesores en medio del escenario del instituto que ambos trabajaban. Su rostro no se mostró más que atónito, con un nudo en la garganta mientras reflexionaba sobre las posibilidades de dicha escena, ¿Cómo no perder los estribos con semejante porte tan entregado frente a él? La pequeña joya en bruto no hacía más que pulir lentamente su belleza frente a sus ojos, demostrándole todo lo que es capaz; pero bien sabía que todo aquello era una ilusión, una simple ficción de la cual debía contener todos sus impulsos.



Circe

Hechizero
Al menos 600 años.
Personal-Enfermero
suke
▶ Ficha ◀
Descripción de personaje
Se mantuvo en silencio y sin más le respondió asistiendo levemente con su cabeza. Su belleza le impresionaba, no podría decir que sea la mejor, ya que era incapaz de compararle con la de alguna otra persona que haya conocido jamás. Tragó saliva, la labia de su persona, la forma en que se desplazaba y se manifestaba en medio de la actuación, tan cerca y tan partícipe de su existencia no hizo más que subir la temperatura de su cuerpo. Obviamente, de momento no hizo más que fantasear fugazmente, cosas que cualquier ser humano haría cuando encuentra una pequeña joya que apreciar. Sin embargo, esa joya de momento es una simple joya en bruto que hace falta pulir para que lo cautive realmente, vale la pena soñar, ¿No es así?. Su entrada hasta el momento no fue más que magnífica, de momento él había optado por actuar en su lugar algo desganado pero cómodo de haber llegado a un respectivo hogar; luego de tanto beber tras una salida dentro de todo larga y movida, ¿Qué era lo que él haría? Seguramente suspirar, lo hizo; se intentaba mostrar lo más complacido posible, como si solo le faltase un sommier donde recostarse y dejarse llevar por el sueño; quizás las noticias de la madrugada. por un momento pretendió ignorar al contrario, tampoco es que sabía que decir ya que probablemente el contrario tendría algo más para decir, ¿Cómo debía proseguir? se sintió un poco nervioso, casi estaba por alzar su voz para interrumpir la obra y que por lo menos le de un tiempo para averiguar de qué se trataba y más o menos idear sus respuestas en base a lo que leyó sin memorizar.

¡La verdad es que nada queda por hacer!-—se quejó alto, siguiéndole el juego de tonadas al contrario; luego, cerró sus ojos y cabeceó levemente, como si dormir es lo que necesitase... o más bien despertarse. Suponiendo que su personaje estaba en el límite de la ebriedad y consciencia, contestó burlón:—Eso es porque estás ebrio, idiota.—dirigió su mirada al contrario esbozando una sonrisa que podría resultar ofensiva para cualquier persona susceptible. Pero lo que a continuación fue capaz de presenciar no hizo más que traerle una sorpresa tras otra. Estiró un poco el cuello de su camisa, dejando que las corrientes de aire aliviaran su calor en alza; era una obra demasiado candente, demasiado comprometedora para un par de profesores en medio del escenario del instituto que ambos trabajaban. Su rostro no se mostró más que atónito, con un nudo en la garganta mientras reflexionaba sobre las posibilidades de dicha escena, ¿Cómo no perder los estribos con semejante porte tan entregado frente a él? La pequeña joya en bruto no hacía más que pulir lentamente su belleza frente a sus ojos, demostrándole todo lo que es capaz; pero bien sabía que todo aquello era una ilusión, una simple ficción de la cual debía contener todos sus impulsos.




avatar

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 07/09/2015

Ver perfil de usuario http://candelacity-rol.foro-activo.es
Admin

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.